Sueño:

invitación
La consigna de la fiesta era Lo vintage. Lo vintage… una vez más. Lo vintage se lleva, lo vintage está de moda. Lo vintage es tan “cool” que yo no es vintage… Lo vintage me aburre un poco.

Desde los catorce años, cada mañana, apunto en un cuaderno los sueños que he tenido. Escribo “Sueño:“. Mucho tiempo después, cuando los leo, soy capaz de revivir momentos de esas fantasías, de los viajes sin moverme, de recuperar olores que sólo existen mientras duermo.
Este último año, el 2012, ha sido más mi año que ningún otro. En el que más he pensado en mí, en el que más me he estudiado. Y soñado. A menudo me veía como un dibujo, una yo simplificada, reducida a trazos y masas de color. Muchas veces, los sueños más nítidos son los dolorosos. O igual es el miedo con el que me despierto, que fija la ansiedad. Lo vintage me aburre un poco. Pero las mujeres de Lichtenstein son tan esenciales como la protagonista de mis sueños. Son directas y agresivas. Explícitas. Y descargan su ansiedad en un papel.

Ahí dejo mis sueños.

Una respuesta a “Sueño:

  1. Pingback: Que el roscón no te impida ligar | Un trozo de cartón·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s