Teñidas

¿Es que acaso vemos en sueños?

Roland Barthes buscaba sin encontrar a su madre en las fotografías, del mismo modo que la buscaba sin encontrarla en sueños: “reconozco a veces una parte de su rostro, tal similitud de la nariz y de la frente, el movimiento de sus brazos, de sus manos. (…) A veces tiene en el sueño algo de desplazado, de excesivo: por ejemplo, es jovial, o desenvuelta, lo cual ella no era nunca; o también, sé que es ella, pero no veo sus rasgos (pero, ¿es que acaso vemos en sueños…?)”.

Teñidas aparta las palabras y deja sólo las cosas que se quedan sin nombrar. Aquello que Barthes no encontraba de su madre ni en sueños ni en fotografía. Aquello que era su esencia y se volvía invisible en el papel. ¿Qué llevamos dentro? ¿Qué nos tiñe? No somos sólo una figura aislada. Nos tiñe el fondo.

Teñidas es amor. Deseo. Incertidumbre. Es una mirada por debajo de la piel. Es el resultado de la mímesis entre la mujer y el momento. Es ella, percibida por las imágenes, alterando los papeles de fondo y figura, configurando aquello que ni en sueños, ni en imágenes, se puede ver.

Irene Morán. Madrid, mayo 2012

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s