Tracey Moffatt y el dolor crónico

La definición de dolor crónico dice que es aquel dolor que, con una duración superior a seis meses, se mantiene, a pesar de que la causa que lo produjo haya desaparecido, o aun cuando ya no cumple su función biológico-defensiva. ¿Cuántos, de nuestros dolores, son crónicos? ¿Cuántos, insuperables?

10_Mother_sReply
La respuesta de la madre, 1976: En la noche de su primer baile de la escuela, le preguntó a su madre qué opinaba. Y la madre dijo: “no se adorna un cerdo, a no ser que vayas a comértelo”.

Igual que con un dolor físico crónico, se vive con dolores crónicos emocionales. No, por supuesto que la vida no termina. Pero quiero romper una lanza en favor de los que sufren y que, además, ahora son -somos- raros porque nos revienta la filosofía de la felicidad. Apunta en este diario tres cosas bonitas que te han pasado hoy, cómete un muffin, bébete un smoothie, elige un topping colorido para tu baggel. Todo con un pantone sacado de la Aldea del Arce y una colección de tipografías infantiloides. Como si dejándose barba, pintándose los labios de rojo y remangándose unos pitillos comprados en el recién estrenado Primark la vida fuera mejor. No me malinterpretéis, no soy nihilista, ni de Coetzee, ni siquiera de Carrère, pero sí tengo miedo, sí rebusco en mi desdicha de cuando en cuando, y reconozco mis dolores crónicos todos los días.

Por eso me apasiona Tracey Moffat. Scarred for life (I) y (II) son dos series de fotografías que publicó en los años 90 de niños, de escenas de dolor. Del crónico. Cada una de ellas con un pie de foto (ay, cuánto me gustan los pies de foto) que las convierten en microhistorias. Cada uno de esos niños de las fotografías me recuerdan al niño Moehringer que en El bar de las grandes esperanzas descubre durante un viaje en coche por Arizona la razón de que los cactus tengan tantos brazos. Los cactus son plantas que tienen que estar rectas, crecer erguidas. Si se inclinan hacia un lado, un brazo les crece en el contrario para compensar su caída y recuperar la verticalidad. Dice You’ve got to admire anything that tries that hard to keep its balance.

Llega a Arizona con su madre, huyendo de una existencia mediocre en Manhasset, Long Island. Huyendo de un hogar al que llamaba “la casa de la mierda”. Pero la idea de una vida mejor en Arizona se tuerce. Porque ni Arizona ni un baggel con toppings hace la vida mejor. Y Moehringer se pregunta: ¿cuándo dejarán de caérsenos los brazos?

Cada una de las historias de Scarred for life es la historia de un dolor crónico. De un cactus. Que sobrevivirá, le crecerán brazos nuevos, perderá los viejos, se inclinará y volverán a crecerle otros. Cada uno de ellos, una cicatriz. Con la que convivirán para siempre.

Vosotros diréis si esto es o no dolor:

Home made hand-knit, 1958: He knew his team mates were chuckling over his mother’s hand-knitted rugby uniform.

Birth Certificate, 1962: During the fight, her mother threw her birth certificate at her. This is how she found out her real father’s name.

Pantyhouse Arrest, 1973: For his own safety while he played, his mother tied him up with pantyhose. The next-door neighbours called the police.

Useless, 1974: Her father’s nickname for her was «useless».

Mother’s day, 1975: On mother’s day, as the family watched, she copped a backhander from her mother.

Mother’s reply, 1976: On the night of her first school dance, she asked her mother what she thought. She replied «you don’t dress a pig up unless ya gonna eat it.»

Job Hunt, 1976: After three weeks, he still couldn’t find a job. His mother said to him, «Maybe you’re not good enough».

Telecam Guys, 1977: Later, her sister said «the telecam guys told me I was far more more attractive and vivacious».

Scissor Cut, 1980: For punishment, the Kwong sisters were forced to cut the front lawn with scissors.

Responsible but dreaming, 1984: The eldest girl, though always responsible, would escape in her dreams.

Irene Morán, 2015
Un trozo de cartón en Facebook
Twitter @irn_moran

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s