Rosario Kuri. Barcelona, los límites de la postal.

Dolores - Sarrià - Carretera de les Aigüe
Más allá de la sempiterna rivalidad Madrid Barcelona hay una cosa que es innegable: Barcelona, como marca, se vende mejor. No hay como vivir en el extranjero una temporada para darse cuenta de las dos maneras tan distintas de las que se perciben estas ciudades. De Madrid nadie se deja un museo. De Barcelona, todo el mundo habla de la ciudad. De lo bonita, de lo ordenada, de lo cosmopolita. De la cantidad de posibilidades que ofrece. De su vida cultural. De los conciertos y los grandes eventos deportivos.

Pero Barcelona supera con mucho el bastidor que sirve de base a la venta al mundo. Rosario Kuri en Barcelona, bordes irregulares. Un recorrido aleatorio por el contorno de la ciudad, ha perseguido el testimonio gráfico de los habitantes de más allá de la postal, de la periferia, que constituye un escenario donde la ciudad se manifiesta como la suma de diversidades y expresa el pluralismo social y cultural de sus habitantes.

Tuve una compañera de clase hace unos años que había escrito el guión para un corto muy agobiante: un hombre quería salir andando de Madrid, y no podía. Llegaba un punto siempre en el que una carretera le impedía pasar, y rebotaba contra los círculos concéntricos de las M’s como una pelota. A mí me recordaba al final de En la ciudad sin límites (Antonio Hernández, 2002) cuando la voz en off del inconfundible Fernando Fernán Gómez dice después de muerto: la ciudad seguirá creciendo sin salidas para nadie. Bettina era alemana y llevaba poco tiempo en Madrid. Así que le hicimos ver que no es cierto, que el hombre podría salir de la ciudad, atravesando lugares como los que presenta Rosario.

Lugares que dejo que introduzca ella:
La ciudad se desborda, dando lugar a diferentes combinaciones de tejido urbano, debido a su variado y rápido crecimiento sobre todo a lo largo de los últimos cien años. Entrelazando espacios de tránsito o “no lugares” con rincones superdotados de identidad, Barcelona se proyecta al mundo como ciudad global.
El orden tan buscado por la teoría urbana de la academia, se mantiene como testimonio teatralizado en la cuidad de las postales. Este orden se fragmenta en la periferia, desapareciendo en la confusión cotidiana y reflejándose no solo en su morfología sino también en la rica diversidad cultural, étnica y religiosa que conlleva a diferentes costumbres, usos y apropiación del espacio.
Se combinan barrios de poca altura, polígonos de viviendas sociales, planificaciones posteriores de reordenamiento urbanístico como por ejemplo el “22@”, procesos de reubicación y desalojo por obras públicas o en gran parte especulación inmobiliaria, okupación, crecimiento espontáneo por falta de normativa y situaciones de abandono o desidia.
La periferia entonces, se constituye como escenario donde la cuidad se manifiesta como suma de diversidades, expresión del pluralismo social y cultural de sus habitantes.

Irene Morán, 2013
Un trozo de cartón en Facebook

10 de octubre inauguración en la Sala Golferichs – El Xalet. Barcelona
Rosario Kuri, Barcelona, border irregulares
Rosario Kuri en Vist a Barcelona

Anuncios

2 Respuestas a “Rosario Kuri. Barcelona, los límites de la postal.

  1. Ya lo dijo Basilico, lo que diferencia y caracteriza a las ciudades modernas es su periferia, el centro está cada vez más globalizado.

    Enhorabuena por el blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s