Enfermedades idiopáticas y profecías mitológicas: Clara Asanza y la Sibila de Cumas

Clara Asanz

Hay en Yo Claudio un pasaje muy fotográfico. Se trata de la visita del tullido Claudio, (Claudio el Idiota, Ese Claudio, Claudio el Tartamudo, Clau-Clau-Claudio, el obre tío Claudio), a la sibila de Cumas, 10 años y 53 días antes de ser coronado emperador de Roma.

Hace poco menos de dieciocho años fui a Cumas, en Campania, y visité a la sibila en un risco del monte Gauro. Siempre hay una sibila en Cumas, porque cuando una muere, la reemplaza su novicia-servidora. (…) La caverna está detrás de un bello templete griego consagrado a Apolo y Artemisa. (…) Antes de que se me permitiera visitar a la sibila tuve que sacrificar allí un buey y una oveja a Apolo y Artemisa, respectivamente. Era diciembre y hacía un tiempo frío. La caverna era un lugar aterrador, excavado en la roca viva; el acceso, empinado, tortuoso, oscuro como la pez y lleno de murciélagos. Fui disfrazado, pero la sibila me reconoció. (…)

La Sibila Cumana es la más famosa de las sibilas de la mitología griega y romana. Una pitonisa inspirada por Apolo (según Claudio, y según la certeza de sus profecías, a veces más inspirada por Baco). Claudio era tullido de nacimiento, motivo por el cual su familia (empezando por sus abuelos, Augusto y Livia) lo mantuvieron apartado de la vida política y relegado a un segundo plano. Fue la guardia pretoriana la que lo convirtió en emperador, a los 41 años.

Entré en la caverna interior después de subir a gatas y penosamente por las escaleras, y vi a la sibilia, más semejante a un mono que a una mujer, sentada en una silla, en una jaula que pendía del techo. Sus vestiduras eran rojas, y sus ojos inmóviles, brillaban, rojos, en el rayo de luz roja que caía de alguna parte, sobre su cabeza. Su boca desdentada sonreía. Había en mi derredor un olor a muerte. Pero conseguí prunuciar de cualquier manera el saludo que había preparado. No me contestó. Sólo más tarde me enteré de que ése era el cuerpo momificado de Deófoba, la sibila anterior, que había muerto recientemente, a la edad de 110 años. (…) La sibila reinante vivía siempre con su predecesora. Al fin apaerció la sibila viviente, que sellamaba Amaltea, y era una mujer joven. El rayo de luz roja se extinguió, y con él desapareció Deófoba, y un nuevo rayo de luz, esta vez blanco, descendió e iluminó a Amaltea, sentada en un trono de marfil, en las sombras de la parte posterior.

La Sibila predijo la subida al trono de Claudio, y su muerte:

El quinto velludo (* César quiere decir cabellera, de ahí llamar velludo al emperador) que esclavice al Estado,
que esclavice al Estado contra su voluntad,
será el idiota a quien todos desprecian.
Tendrá de cabellos abundante pelambre,
dará a Roma agua y pan de invierno
y morirá a manos de su esposa que no es su esposa,
para bien de su hijo que no es su hijo.

Trópico idiopático intestinal, y fotografía de la caverna de la Sibila de Cumas

Trópico idiopático intestinal, y fotografía de la caverna de la Sibila de Cumas

Las dolencias idiopáticas no tienen causa conocida: no se saben los motivos por los que se generan. Enfermedades que una sibila podría predecir, pero no explicar. Clara Asanza tiene una serie dedicada a ellas. “Estudia, a modo de guía médica enfermedades contemporáneas, enmarcadas en escenarios tropicales y urbanos“.

Las fotos de Clara unen ese componente de limpieza, de pureza, de las jóvenes sibilas, y esa cosa tan carnal (literalmente visceral) de los sacrificios que los romanos ofrecían a los dioses para invocar su sabiduría. Son pequeñas y preciosas historias, enmarcadas en una selva urbana circular, con protagonistas cuya mirada perdida hace que, casi por respeto, uno dirija su mirada al punto rojo entorno al cual gira la imagen.

Irene Morán, 2013

Clara Asanza
Hisotoria de la sibila de Cumas
Dinastía Julio-Claudia
Primeros capítulos de Yo Claudio, Robert Graves
Idiopático, en wikipedia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s