¿Quién no ha empezado una guerra por amor?

805
El amor y la lucha por su supervivencia son instintos muy básicos. Tan primitivos que nos hacen actuar desde las entrañas. ¿Quién no ha mandado un mensaje animado por el alcohol, quién no ha querido claudicar para siempre, quién no ha empezado una guerra por amor?

No soy especialmente fan de la fotografía “historiada”. Grandes montajes, grandes puestas en escena… Pero soy muy fan de los cuentos. Me gusta contarlos, y que me los cuenten. Mi padre se los inventaba para mis hermanos y para mí. Otras sólo los adornaba. A él le debo mi pasión por las historias, y por la Ilíada. A él, y a Baricco.

Baricco quería hacer una lectura de la Ilíada. Habría necesitado, según sus palabras, más de cuarenta horas y un público muy paciente. Así que hizo una adpaptación y nos regaló un cuento, Homero, Ilíada, contado en primera persona por sus protagonistas.

La semana pasada Aquiles apareció de repente en mi vida. Dos veces. Mi amiga Iduna lanzó una propuesta en su blog, un concurso en el que recomendar libros, películas o música y yo recordé la adaptación de Baricco de la Ilíada. Luego quise contarle a alguien la guerra de Troya. ¿Por qué Caperucita? ¿Por qué Los tres cerditos, Cenicienta? Troya siempre es un sitio al que volver. Así lo decía Helena: La tristeza es nuestro destino, Héctor, es por eso que nuestras vidas serán cantadas para siempre por todos los hombres que vendrán.

Eugenio Recuenco
es uno de esos fotógrafos de grandes montajes. Su visión pictórica ha dado al mundo de la publicidad un toque nuevo. Cinematográfico a veces, con un aire Tim Burton, de puro espectacular. Tiene una serie de fotos sobre cuentos, además. Caperucita, Ceninicienta… Y una recreación de algunas de las escenas del friso del Partenón.

Y aquí es donde se juntan todas las historias: el fotógrafo grandilocuente, una historia de griegos, y unas esculturas en Atenas.

El Partenón es un templo dedicado a la diosa Atenea, protectora de los atenienses. Lo recorre un friso con varias escenas de la mitología griega. En las metopas de la cara norte hay representados pasajes de la guerra de Troya. Fidias fue el artífice de los relieves del friso, del mismo modo que Recuenco lo es de esta interpretación. Dos mil cuatrocientos años separan estas dos obras, y a mí me llevan a lo mismo: a querer contarle a alguien para dormir la historia de la guerra de Troya.

Irene Morán, 2013

Anuncios

Una respuesta a “¿Quién no ha empezado una guerra por amor?

  1. Pingback: Los mapas de la luna. Alfonso Almendros | Un trozo de cartón·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s